Entrevista a Abril Sosa.


By on 12:50




 "No quería que un disco tan significativo para mi terminara en las góndolas oxidadas de Musimundo, al lado de un microondas y una heladera"

El ex Catupecu Machu nos habla de "El Piloto Ciego" disco que marca su debut como solista además del regreso con Cuentos Borgeanos.

Por Marcelo Basaure.


"El Piloto Ciego" es el titulo de tu más reciente álbum con el que estás debutando como solista, el nombre del disco está emparentado con un libro de cuentos del mismo nombre que pertenece al escritor italiano Giovanni Papini, uno de los autores preferidos de Jorge Luis Borges ¿Lo sentiste como un homenaje al bautizarlo así?
Abril: Bueno, en principio hay varios homenajes ahí. Yo hace mucho tiempo que tengo un blog con el mismo nombre, en donde escribo, no tan asiduamente como desearía hacerlo, y siempre lo sentí, este blog, como un espacio íntimo y personal. De alguna manera, siento que el disco, también ocupa esa parte de intromisión para mi mismo. Luego, naturalmente, está la metáfora hermosa que supone al artista, a la música, al arte, como un piloto sin destino, un piloto que no sabe hacia donde va y cual será su próximo destino.


El disco fue grabado en Los Ángeles bajo la producción de Adrián Sosa en los estudios de Robi Draco Rosa ¿Cuánto ha influido en el sonido final de la obra el hecho de haber grabado las canciones en las instalaciones de un gran artista como Draco?
Abril: Bueno, creo que lo ha influenciado todo. En principio porque grabé casi todo el disco con las guitarras de Draco, que fue para mi una circunstancia mágica. Y además la ciudad, el estudio, y por supuesto la posibilidad de hacer un disco junto a Adrián, transformó cada día de sesión en instantes infinitos de inspiración.
 Son muchas las preguntas existenciales que te planteas en las letras del álbum ¿Crees que tienen respuesta?
Abril: Yo creo que no. Pero creo que tampoco busco que la tengan, simplemente están ahí, como si a través de la música y las canciones quisieran respirar, quisieran encontrar un espacio que, naturalmente no tienen en mi vida, ya que las cosas que aparecen en mis letras, difícilmente estén en otras situaciones, sean cotidianas o no. Y por otra parte, también soy de la idea de que la pregunta ya es una respuesta en si misma, como un sistema socrático por elección. ¿Por qué hay tanta belleza en el mundo? ¿Por qué hay tanta atrocidad? Creo que la pregunta no busca ser respondida sino que funciona como un conductor hacia el verdadero quilombo del asunto, que es la condición humana, la muerte, el amor, y que carajo hacemos con la vida.
 "Ojos" es una de las grandes canciones que tiene el disco, en él participan Luciano Superville y Javier Casalla de la prestigiosa agrupación "Bajofondo" ¿Cómo viviste la experiencia de grabar con ellos? 
Abril: Bueno, para mi, que soy un músico improvisado y trucho, más de la calle que de la academia, fue un tremendo placer y un deleite tenerlos. Además de ser personas encantadoras son unos artistas con una capacidad instrumental que les da una sensibilidad de la que carezco. El resultado está colmado de felicidad y aciertos. Embellecieron las canciones. Gracias por el elogio de Ojos, es de mis favoritas.

Estás trabajando con tu propio sello discográfico "Wilkkommen" con el que vas a difundir nuevas bandas que estás produciendo ¿Cómo nació la idea del sello?
Abril: Cuando volví de Los Angeles (en verdad de NY), con el disco terminado, disco que además solventé yo mismo, puesto que EMI, la discográfica con la que estaba desde hacía casi 10 años, no quiso poner un mango, me enfrenté con una realidad discográfica empobrecida y perdida, sin rumbo. Y la verdad es que no quería que un disco tan significativo para mi terminara en las góndolas oxidadas de Musimundo, al lado de un microondas y una heladera. Ahí nace Willko. Y luego se propagó hacía otros artistas que produje y admiro. La idea del sello es romper la larga brecha entre el objeto de arte (el disco) y el interesado en ese objeto (el consumidor). El disco va directo desde el artista hacia sus seguidores, sin pasar por empresas de telefonía celular, y toda esa carroña podrida, todo ese sistema que al último que beneficia es al artista.

 "Superfluo" y "Albrío" son algunas de las bandas que estás produciendo ¿Cómo te definirías como productor?
Abril: Siempre digo que como productor soy un gran sacudidor. Me gusta sacudir a los artistas, emocionalmente, psicológicamente, me gusta exprimirlos hasta lo último. Siento que en la sed, que en la desnutrición de ideas, cuando uno ya no tiene nada más para dar, por cansancio o por falta de musas, es cuando nace la mejor canción.
"Contando Desde Atrás" es una de las canciones que resume un poco el espíritu del disco ¿Cómo nació? 
Abril: Contando es una canción muy hermosa que me mostró Adrián Sosa en LA. Él tenía todo, la música y la melodía de voz, solo le faltaba una letra. Y surgió una fusión perfecta entre la letra que le puse y la música que él tenía, estaban esperándose. Y para mi también resume, en gran medida, mi visión del arte, mi forma de pararme frente a lo que hago. Todo esto lo encierra una frase de la canción que dice "solo la inquietud te salva".

 Estás de regreso con tu banda de siempre "Cuentos Borgeanos" ¿Por qué creíste que ahora era el momento de volver? 
Abril: Hay cosas que no podemos racionalizarlas, explicarlas, ni a los demás ni a nosotros mismos. Es como el amor, que no necesita explicación por ser una de las formas más puras de la "experiencia". Lo de Cuentos simplemente sucedió. Nos juntamos, nos miramos, y entendimos que era el momento, este y no otro, de volver. Ahora estamos en plena pre-producción, ya en vistas de entrar a grabar en agosto, y el disco saldrá en octubre en donde comenzaremos con los shows.

 Acabas de ser padre, se dice que cuando nos llega la paternidad dejamos de ser los protagonistas de nuestras vidas y pasamos a preocuparnos solo por ellos ¿Cómo lo estás viviendo? ¿Cuánto te ha cambiado?
Abril: Si eso pasa, no solo con un hijo, sino con cualquier cosa, algo anda mal. Si algo, sea lo que sea, pasa a ser el centro de tu vida, dejando al resto en una circunferencia incierta, quiere decir que no estabas en un buen "centro". Para mi la paternidad es una cosa tan profunda y hermosa, y lo único que hace en mi es amplificarme. Cuando uno es padre comprende ciertas cosas de la naturaleza. Volvés a ser humano, volvés a ser un simple humano respetando a la naturaleza humana, creo que realza mi mejor parte, la menos atroz.

Para finalizar, si tuvieras que definir tu presente ¿Qué dirías? 
Abril: Este momento... y este... y este... y este... y este...


Site Oficial.