Under The Radar: Sexores.


By on 16:44




                                                          SEXORES.
                                                   SHOEGAZE ECUATORIANO.

A comienzos de Junio, el dúo ecuatoriano Sexores editó su excelente nueva
 producción  titulada Historias de Frío. Ellos ya habían presentado anteriormente un EP de dos canciones como adelanto de su nuevo trabajo (Titan/Doppelgänger), en las cuales revelaban su hermoso sonido shoegaze/dream-pop. Este nuevo disco es el fruto de un arduo trabajo y esfuerzo de la banda quienes tuvieron que volver a grabar, pues, los masters originales les fueron robados el año pasado cuando tenían todo listo para lanzar el álbum. Larga ha sido la espera, pero ha valido la pena cada minuto y el resultado final es celestial.

Hay algo notable de este trabajo y es que cada canción se vuelve un mundo totalmente diferente por descubrir;  en todas resaltan los delicados arreglos vocales de Emilia Bahamonde, quien también es encargada de las guitarras. Luego tenemos ese sonido denso, pero a la vez de ensueño, que te adormece hasta dejarte al borde del nirvana, en un vaivén de notas y melodías. 

La otra pieza clave de Sexores es David Yepez, encargado de la batería, secuencias y de complementar a la perfección la encantadora voz de Emilia. Ustedes pueden escucharlo todo desde la canción de apertura Historias de Frío, cuya intro lenta y sombría invita a entrar en trance y seguir con interés cada uno de los ocho cortes que componen el disco. Below The Rainbow, me recuerda en algo a Beach House, debido a esa facilidad que tiene para arrullar y envolver con su melodía. Otras grandes canciones del disco como Ballad Of a Girl Named Nothing, Eli y Shinigami, no hacen más que afianzar su sonido y dejar en claro que estamos ante uno de los mejores discos latinoamericanos de este año.

En el Bandcamp de la banda se recomienda usar audífonos para disfrutar mejor de la experiencia, y no es para menos, ya que con esto se consigue una mejor recepción de esta joya, resaltando cada uno de sus detalles y creando una atmósfera invernal que sorprende desde la primera escucha. 

Por: Mauricio Miranda.