Entrevista a Walas.


By on 11:47

El eclecticismo de Walas.

El multipremiado artista uruguayo Walas, nos cuenta como es "El Otro" su nuevo álbum de estudio en el que han participado artistas como Antonio Birabent y John Kunkel (The New Division). Además nos presenta en exclusiva su nuevo video "Never Close My Eyes".

Por Marcelo Basaure. 11 de marzo de 2016.


1) "El Otro" es tu nuevo álbum de estudio ¿Cómo ha sido la gestación de esta nueva obra? ¿Hacia que nuevos sonidos apuntas?
Fue un proceso que disfruté muchísimo en todas sus etapas. Porque estuve sumamente involucrado en todas ellas, inclusive en las que no tienen que ver con los sonidos, y todas fueron distintas y geniales. Desde la pre-producción , pasando por la grabación, los viajes en busca de los sonidos y las voces de los invitados, hasta la mezcla y el master que se hicieron aquí en Buenos Aires en el precioso estudio La Siesta del Fauno .

"El Otro" es un disco muy ecléctico y bastante complejo, si se quiere, en lo que a la investigación sonora se refiere. Además cuenta con unos cuantos artistas invitados de todo el mundo para los cuales compuse en función del estilo de cada uno de ellos para tratar de lograr el mejor resultado estético en cada canción. 
El haber trabajado junto a grandes artistas como el querido Antonio Birabent de Argentina, de Uruguay con Fernando Santullo (Peyote Asesino/Bajofondo) con quien hicimos un gran equipo de laburo y compartimos la producción del tema “Mal día”, con Diego Martino (ex-Hereford) que le dio un vuelo impresionante con su voz a “Inmóvil”, la hermosa voz de Laura Chinelli que creó una dulcísima atmósfera, mi coterránea Pamela Cattani que se sumerge en un down tempo bastante asfixiante por momentos pero al mismo tiempo esperanzador, y el amigo John Kunkel de los New Division de California USA con quien compusimos el tema “Never Close My Eyes” y también canta en “Above(dado)”.También José Luis Yabar aportó sus filosas guitarras y Bruno Tortorella grabó teclados para “Mal Día”. 
 Como te decía, laburar con todos ellos es un motivo personal de tremendo orgullo y honor, y al mismo tiempo de inmenso placer. Y si a esto le sumás las búsquedas sonoras, el trabajo cuasi quirúrgico en los samples y en los scratches, el laburo con la parte electrónica y la instrumentación más tradicional por así decirlo como guitarras, bajos etc., el trabajo con las letras, hacen que este proceso haya sido algo sumamente disfrutable y de cuyo resultado estoy más que satisfecho porque fue algo ,que me gustó llamar, una “peregrinación sónica”, porque viajé mucho, tanto literal como metafóricamente, en busca de los sonidos que hacen este disco. Y hablando de los sonidos a los que apunto en el disco, a veces los encuentro y otras veces ellos me encuentran a mí. Siempre trato de estar sintonizado con mi entorno sonoro. Todo el input es valedero. 
 El proceso de búsqueda siempre es algo complejo y es algo que me gusta mucho. La materia sonora del disco es una mezcla de elementos sintetizados, electrónicos, hay una gran carga de eso, pero también de sonidos más orgánicos. Traté de que en general el sonido fuera bastante orgánico, o se comporte como si lo fuera. Que la electrónica y todos los demás elementos estuvieran en función de la canción y no a la inversa, que es algo a lo que no estoy muy acostumbrado. Por lo general soy bastante menos apegado a las estructuras. Pero sentí que en este disco, y justamente como un reto a mí mismo, debía establecer estructuras de canciones como una meta a cumplir. Hay mucho guiño sónico hacia el que escucha el disco, mucha intertextualidad sonora, tanto con los samples como con los scratches hasta con las mismas composiciones. Por esa razón los sonidos están en función de la estética de cada canción.

¿Por qué llamarlo "El Otro"?
El nombre “El otro” puede tener tantas lecturas como lectores se atrevan a realizarlas. En ese sentido hasta yo tengo varias lecturas. Así que queda bastante abierto el asunto. Pero yendo al porqué de haberlo llamado así , el nombre surgió por la idea que me disparó una gran foto, que tiempo antes, Gabriela Cardozo, la fotógrafa encargada del arte del disco y de la dirección de fotografía de los videos, había tomado. Era una imagen desde adentro de un viejo Chevrolet Bel Air, donde a través del parabrisas perforado, se veía el afuera. Viendo esa foto se me ocurrió ponerme manejando ese auto y atropellarme a mí mismo, matarme a mí mismo. Y de ahí fue que surgió la idea que engloba todo el arte del disco. El matar una faceta de uno para renacer, para encarar otra. Otro Walas. El de este disco. El otro.
En la canción "Never Close My Eyes" participa como cantante, John Kunkel, de la banda norteamericana The New Division ¿Cuál es la historia detrás de la canción?
Con John nos une una amistad de hace muchos años. Yo tuve el gusto de grabar y en parte co-producir artísticamente el disco de una de sus primera bandas cuando él vivió en Uruguay. Un gran cantante, un gran guitarrista y un gran compositor que potenció esas virtudes con el tiempo. En ese momento nos influenciamos mutuamente en lo musical. Tanto en la pasión que le pusimos a ese trabajo como en la música que escuchábamos. Le mostré algunas bandas que él desconocía y él desde su juventud me mostró otras. Fue un momento de muy buenos intercambios musicales. A partir de ahí se creó una gran relación que duró en el tiempo. Y hace un par de años John estuvo de gira por Sudamérica, vino a Uruguay y pasó a visitarme por el estudio. Ahí le mostré en lo que andaba trabajando, que eran las preproducciones para este disco, y justamente tenía bastante desarrollada la idea musical de Never Close My Eyes, sobre todo el estribillo y la línea melódica de la voz para el estribillo, para la cual me dio una gran ayuda otro amigo, Fernando Gelpi, el cantante de la banda montevideana Difusión Prohibida. Y fue ahí que a John le encantó la idea de trabajar juntos en este tema y quedamos que a su vuelta me mandaría el tema terminado .¡Y así fue! ¡En muy pocos días el tema estaba cruzando las américas de vuelta terminado! La verdad que siempre es un placer laburar con John ya que ambos compartimos mucho la visión estética de la música que queremos hacer. De ahí que no hubo que cambiar nada. Su trabajo fue exquisito, tanto en lo lírico como en su interpretación, en la instrumentación que eligió para vestir sus voces y hacia donde llevó el tema en cuanto a lo compositivo. Tanto es así que para la edición Norteamericana del disco, que está pronta a salir, elegí como corte este tema para el cual rodamos el primer videoclip.

Has ganado dos veces consecutivas el prestigioso premio Graffiti de Uruguay. ¿Cuánto te han hecho crecer como artista éstos premios?
El ganar los Premios Graffiti es como un gran mimo al alma y sobre todo un empujón para seguir haciendo música. Es más, creo que por ahí el premio es justamente por no haber dejado de hacerla, por seguir con este hermoso capricho que es ser músico en estos lares del mundo. Es un gran reconocimiento que te dice algo así como que lo que venías haciendo estaba de alguna manera bien y que te da una cierta notoriedad en el mapa musical lo que también te hace crecer. Yo soy muy creyente de los procesos, de los caminos, de los devenires como decía Oscar Wilde. Uno deviene en lo que hace día a día durante el proceso. Y, como bien decía Lewis Carroll, hay que correr mucho para permanecer en el mismo sitio. Y así es como me tomo la música y la vida misma; siempre tratando de crecer un poco más.

¿Cómo surgen tus canciones? ¿En qué situaciones te inspiras para componer?
Mis canciones surgen casi siempre de un modo bastante caótico. Casi siempre vienen por el lado de las estructuras, de la creación de sonidos, por el lado de la experimentación sobre todo. Y dependiendo quizás también del instrumento que agarre como punto de partida. Casi siempre esa elección, la de tal o cual instrumento, va a teñir de alguna manera el resto. O puede ser que no y que sirva como andamio para otra cosa y otra sonoridad luego tome ese lugar, como me pasa algunas veces también. Me gusta mucho crear loops que luego son como disparadores de otras cosas. Dejarlos sonando y escucharlos desde otra habitación y ver como aparecen otras frecuencias que te dicen otras cosas. Me gusta mucho samplear vinilos viejos. Revolver entre texturas sonoras. Manipularlas. Las situaciones en las que me inspiro son muy variadas, pueden ser como te decía el mismo diseño sonoro en el que estoy trabajando que me linkea con otra cosa, como también un ruido que escucho en la calle o en cualquier lado. El tema es estar sintonizado con el entorno, cualquiera que este sea. Me parece que es como bien decía Picasso; la inspiración existe, pero que te encuentre trabajando. Es como todo proceso mental, cuanto más lo ejercitás más probabilidades tenès de encontrarte con lo que buscas, o de encontrar lo que quizás no buscabas pero que te maravilla. En cuanto a las letras el proceso es otro, o ahora que lo pienso es quizás parecido pero con otra materia. No suelo ser muy lineal con las letras, por una decisión estética más que nada. Prefiero exponer imágenes con un lenguaje que me guste. O sea darle más importancia a la sonoridad de las palabras que a lo semántico en algunos casos. De igual manera me he terminado dando cuenta que sí hay una linealidad en el discurso de ciertas letras de este disco,(en realidad la hay en varias, el tema es que en algunos casos fue una decisión y en otros no) como por ejemplo en “Hikikomori”, donde al parecer por la manera en que la letra fue concebida, que fue a partir de muchas cosas sueltas que venía escribiendo desordenadamente y no pensando en un todo, al final cuando estuvo entera me di cuenta de que la linealidad estaba, que subyacía entre las imágenes. De ahí que el título (y con esto te doy un ejemplo de lo caótico que suelen ser mis procesos) vino al final, cuando ya estaba terminado el tema, porque es una palabra que también estaba por ahí desperdigada y que encerraba de buena manera todas esas imágenes.


¿En qué lugares vas a estar de gira este año?
La idea este año es presentar el disco en vivo en todos los lugares que se pueda en Uruguay y Argentina y quizás a fin de año o el año que viene presentarlo en Usa junto a John lo cual sería un grandioso reencuentro. También la idea es tratar de que estén en vivo la mayor cantidad de los artistas que me acompañaron en el disco, lo cual es una tarea bastante compleja porque hay que hacer coincidir agendas de todos. Pero estamos trabajando para que eso ocurra y ya estamos ensayando para las presentaciones junto a Joaquín Derregibus, Robert Godoy y Javo Moreno que van a ser la banda estable durante las presentaciones.
Site Oficial.